¡Basta ya!, ¡Basta ya!, ¡Basta ya!, ¡Basta ya!

12/02/2019 - 10:38

Arminio del Cristo.jpg

¿Cuántos asesinatos de líderes sociales se necesitan en el país para que esta sociedad comprenda la dura realidad por la que estamos atravesando?

¿Cuántas muertes de jóvenes se necesitan para que estos gobiernos y sus dirigentes politiqueros entiendan el compromiso histórico que tienen con esta población urgida de muchas oportunidades?

¿Hasta cuándo los campesinos colombianos tendrán que esperar una verdadera Reforma Agraria?

¿Por qué seguimos aceptando los falsos positivos como una demostración seria y honesta de un Ejército corrupto?

¿Qué tiempo tendremos que esperar para ver a los niños por fuera del conflicto donde los grupos armados los dejen de reclutar?

¿Por qué premiar unos medios de información que nunca presentan en contexto una información seria y comprometida con la realidad de Colombia? ¿Cuál ha sido el papel de estos medios y de ciertos periodistas frente al paro nacional?

No más falsos positivos. No más Esmad. No más mentiras políticas. No más crímenes de Estado. No más desplazamiento. No más corrupción. No más presidentes que le apuestan a los intereses del gran capital. ¡Un basta ya! a una justicia inoperante. No más reforma pensional ni Ley de Financiamiento.

¡Un basta ya! por todos esos colombianos caídos en una violencia absurda donde la única que debe morir y caer de una vez por todas es esa Maldita Violencia. Un canto inspirador del maestro José Benito Barros.

"Oigo un llanto

que atraviesa el espacio

para llegar a Dios

Es el llanto de los niños

que sufren, que lloran de terror

es el llanto de la madres

que tiemblan con desesperación

es el llanto, es el llanto de Dios

Violencia, maldita violencia

porque te empeñas

en teñir de sangre

la tierra de Dios

porque no dejas

que en el campo

nazca nueva floración

Violencia,

porque no permites

que reine la paz,

que reine el amor

que puedan los niños

dormir en sus cunas

sonriendo de amor

Violencia,

porque no permites

que reine la paz".

Un! Basta ya! a todos los enemigos de la paz.  Y a todos aquellos que sigue apostándole al odio y la confrontación. No más saqueo al erario público.

Que no mueran más niño de hambre en este país. Debemos luchar por una educación democrática  donde  los colombianos tengan las mismas oportunidades para educarse. Que el Sena no sea la única alternativa para los jóvenes del centro y la periferia.

Por una Colombia libre de paramilitarismo, libre de Glifosato, libre de  fracking, libre de Hidroituango que se ha se tragado el presupuesto de la Nación. Libre de Vándalos, libre de la guerra psicológica que se ha montado por estos días de paro.

Libre de embajadores como Francisco Santos, libre del ex-fiscal  Néstor Humberto Martínez, libre del actual Ministro de Defensa que como Canciller no hizo sino azuzar contra Cuba y Venezuela y ahora le da vítores al escuadrón de la muerte llamado ESMAD.

¡Basta ya ¡De tanta miseria!   Y sí aplaudir con mucha fuerza solidaria a los jóvenes universitarios  y a las seis lecciones que  ha dejado el paro: Clamor de Cambio, El gobierno debe cambiar de Estrategia, el cacerolazo fue ciudadano, la violencia se le atravesó a la protesta', es urgente reforzar la inteligencia,  el paro no acaba.

A parte de estos seis puntos: también  se puede decir que fue una  fiesta democrática. Un carnaval por no más violencia. Una alegría festiva para derrotar la extrema derecha y la izquierda.

Todo esto se hizo acompañar del teatro, música, danza, performance, mimos, zanqueros, disfraces, mascaras, consignas, carteleras, vallas, risas, gritos de alegría. Se le apostó a realizar un paro histórico.

Se  reivindicaron muchas peticiones  que terminaron apostándole a un pliego que recoge más de 13 puntos. Excelente. Viva nuestro paro gestado por colombianos y no por el “Castrochavismo”, ni por el Foro de Sao Paulo, mucho menos por la Farc o el Ejército de Liberación Nacional.

! Basta ya ¡de tanta indiferencia, y de la falta de pertenencia  con este momento histórico. Basta de mofarse de la lucha social que adelantan nuestros compatriotas.

Hay que salir a dar una voz de aliento a nuestros jóvenes, profesores, sindicatos, indígenas, afrodescendientes y a todos esos sectores sociales que le apuestan a  forjar otra democracia y un país más vivible.

Ante todo esto, no sé quién tendrá la respuesta. Pienso muchas veces que puede ser la ciudadanía o el pueblo. No creo que sean los partidos tradicionales ni los falsos dirigentes. Mucho menos los falsos mesías disfrazados de paramilitares.

Hoy no escribí un reportaje. Mucho menos una crónica. O una columna de opinión al estilo de Daniel Coronel.

Hoy solo quise hacer un escrito de solo puntos que no perdieran la  concordancia y que tuviera ese sentido de pertenencia con la situación que nos rodea.

No aspirando  superar a nuestro nobel Gabriel García Márquez en su libro, 'El Otoño del Patriarca'.

Y sigo reivindicando mi Frente Amplio (FA) y  el (18 D) como ese punto seguido que le dé continuidad al punto aparte del día miércoles 3 de diciembre del 2019.

___________________________________________________________________________________________

 

Este es un espacio de opinión que trata diversas temáticas. Las expresiones de los autores  son responsabilidad exclusiva de estos; los espacios destinados a este fin por LAUD 90.4 FM ESTÉREO no reflejan la opinión o posición de la emisora.

Share this